Archivos para febrero, 2012


 

En febrero de 2013 un asteroide de unos 50 metros de diámetro, descubierto recientemente por astrónomos españoles, pasará muy cerca de la Tierra.

De acuerdo con los cálculos preliminares, a las 19:25 (GMT) del 15 de febrero de 2013 el cuerpo celeste se acercará a nuestro planeta a unos 26.900 kilómetros, una distancia menor que las órbitas de los satélites geoestacionarios (cerca de 35.000 kilómetros), según los datos publicados en la web de la NASA.

El asteroide 2012 DA14 fue detectado el pasado 23 de febrero por los especialistas del Observatorio Astronómico de La Saga, situado en el sur de España. Más tarde las observaciones de los científicos españoles fueron ratificadas por astrónomos franceses, italianos y estadounidenses.

Estos científicos revelaron que el cuerpo celeste pertenece a la familia de los asteroides de Apolo, cuyas órbitas se cruzan con la terrestre. Alrededor de dos tercios de los asteroides conocidos que se acercan a la Tierra son de este tipo. Según los datos disponibles, el cuerpo celeste puede medir entre 40 y 95 metros de largo.

Los astrónomos seguirán recopilando datos sobre 2012 DA14 y precisando la información sobre su trayectoria.

Artículo completo en: http://actualidad.rt.com/ciencia_y_tecnica/cosmos/issue_36717.html

Anuncios

GJ1214b

El Telescopio Espacial Hubble es un telescopio que orbita alredor de la Tierra fruto de un proyecto conjunto entre la NASA y la Agencia Espacial Europea que arrancó en 1990 y permite a los científicos obtener imágenes de alta resolución evitando las posibles perturbaciones que puede introducir la atmósfera terrestre. Gracias a las imágenes captadas por el Hubble hemos podido conocer la Nebulosa del Águila, el Cometa Shoemaker-Levy 9 o evidencias de la existencia de agujeros negros en 1994. Gracias al Hubble, un equipo del Harvard Smithsonian Center for Astrophysics acaba de publicar un artículo en el que confirman que el exoplanetaGJ 1214b es un planeta-océano que posee una atmósfera densa y con altas temperaturas.

En el año 2009, observaciones desde telescopios terrestres permitieron dar con el planeta GJ 1214b, un planeta extrasolar que orbita alrededor de la estrella GJ 1214, una enana roja, aproximadamente a 40 años luz de la Tierra, en la constelación de Ofiuco. Este planeta suele conocerse como “Super-Tierra” porque tiene 6 veces la masa de nuestro planeta y 2,6 veces su radio, quedando algo por debajo de gigantes gaseosos como Júpiter. Durante el año 2010 se realizaron medidas de su atmósfera y se llegó a la conclusión que el planeta tenía agua pero no quedaba claro si, realmente, estaba recubierto por una especie de neblina como la luna Titán de Saturno.

GJ 1214b no es como los planetas que conocemos

Gracias a las observaciones realizadas con el Hubble, los científicos han podido confirmar que una gran parte de la masa del planeta es agua y este hecho, sumado a que la temperatura del planeta oscila entre los 120 y los 282 grados celsius, se abre la puerta a que en este exoplaneta se puedan encontrar algunos materiales singulares y, hasta la fecha, poco o nada conocidos.

¿Y cómo es posible conocer la composición de la atmósfera de un planeta que está a 40 años luz de la Tierra? A partir de la cámara de campo amplio del Hubble, el equipo del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics capitaneado por Zachory K. Berta con la colaboración del Departamento de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de California aprovechó los tránsitos en los que el planeta se colocaba delante de su estrella, momento en el que la luz de la enana roja en torno a la cual orbita GJ 1214b, se filtra a través de la atmósfera del planeta y sufre perturbaciones que sirven como base para obtener la composición gaseosa de la misma y arrojaron que la atmósfera del planeta estaba formada por vapor de agua.

Por otro lado, los cálculos relativos a la densidad del planeta arrojaron que GJ 1214b posee más agua que nuestro planeta y, por tanto, su estructura interna sería muy diferente a la de la Tierra:

Las altas temperaturas y presiones pueden formar materiales singulares como el “hielo caliente” o el “agua superfluida”, sustancias muy alejadas de nuestra experiencia cotidiana

Fuente: “El País”

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/02/21/actualidad/1329840047_746484.html


 

Rusia se ha propuesto construir el láser más potente del mundo, que aplicará en estudios de fusión nuclear por confinamiento inercial y que tendrá un doble uso, militar y civil.

“Los dirigentes rusos tomaron la decisión de construir el láser más potente del mundo”, informó el director científico del Centro Nuclear Federal de Rusia, Ildar Ilkáev, que recordó que EE. UU. ya tiene una instalación de ese tipo y que pronto Francia también contará con ella.

El especialista precisó que el láser ruso será el más potente de todos, ya que alcanzará los 2,8 megajoules mientras que la potencia del estadounidense y del francés es de 2 megajoules.

La instalación se aplicará en estudios sobre la fusión por confinamiento inercial, un método para lograr la fusión nuclear mediante la rápida compresión y el calentamiento de un material. De este modo los físicos intentarán recrear en condiciones de laboratorio los procesos que transcurren dentro de estrellas o en el marco de la explosión de una bomba de hidrógeno.

Ikáyev explicó que el láser que construirá Rusia será para uso militar y civil. “Por un lado, se trata de un componente de defensa, porque la física de plasmas calientes se utiliza en el desarrollo de armamento termonuclear. Y, por otro lado, se trata del aspecto energético. Actualmente muchos físicos plantean la idea de que la síntesis termonuclear con láser pueda ser la fuente energética del futuro”, dijo.

Según el experto, la instalación, que medirá 360 metros de largo y será de alto como un edificio de 10 pisos, será construido en un plazo de diez años. El láser será desarrollado por el Centro Nuclear Federal de Rusia, y estará ubicado cerca del parque tecnológico Sarov, provincia de Nizhni Nóvgorod, en el distrito federal de Volga.

Fuente del artículo: RT ciencia

http://actualidad.rt.com/ciencia_y_tecnica/electronica_tecnologia/issue_36132.html?rc=1


Física y Biología: ¿puede un móvil causar cáncer?

Respuesta corta: no. A no ser que hagamos parecer párvulos a los Nobel de la última década y cojamos todo lo que sabemos de Física y Biología y lo tiremos a la basura. Pero vayamos por partes…

Primero, ¿a qué se debe el cáncer? El cáncer es la reproducción incontrolada de una célula, que ocurre por una acumulación de errores en los genes que controlan los mecanismos de regulación (oncogenes y genes supresores de tumores: Rb, p53, p21, Fas…). Por lo tanto, para causar un cáncer tenemos que alterar esos genes, por ejemplo mediante agentes químicos que hagan un lío en las hebras de ADN, o con radiaciones ionizantes. ¿Por qué ionizantes? Porque son las que tienen la capacidad de alterar los átomos y los enlaces de la cadena de ADN, rompiéndola o formando puentes “artificiales”, bien de forma directa (neutrones, partículas beta) o bien creando productos intermedios (especies reactivas de oxígeno) como hacen los fotones. Pero para que un fotón

sea capaz de ionizar un átomo y, en último término, causar cáncer, debe tener una energía mínima, que oscila entre 7,5-30 electronvoltios1 (o incluso 1 eV, de manera experimental2).

¿Y cuánta energía tienen los fotones de radiación electromagnética que emite mi móvil mientras hablo? Lo podemos calcular mediante la ley de Planck, que dice que la energía del fotón es igual a la constante de Planck multiplicada por la frecuencia de la onda: E=hν Un móvil funciona a una frecuencia de 900-1800 MHz: a eso le corresponde una energía de 0,000008 eV, o sea una millonésima parte de la que haría falta para romper el ADN y poder producir cáncer (por el contrario, los rayos X de las radiografías tienen una energía de 124 eV). Pero claro, me queda una duda… ¿si aumento la potencia de la emisión, si mando muchos fotones a la vez, no llegarán a ser ionizantes? Contesto con otra pregunta: si un gallego tirando piedras desde Finisterre no llega a Nueva York, ¿podrán llegar mil gallegos tirando piedras a la vez?

Pero eso no es todo; llevamos décadas inmersos en radiación idéntica a la de los móviles: la luz visible, las ondas de radio y de televisión (que, de hecho, absorbemos cinco veces mejor que las de móvil3), las emisiones de radar y sistemas de navegación aérea. Si la radiación electromagnética causase cáncer, prácticamente nos estaríamos muriendo todos a los treinta y pocos años…

Epidemiología: una mirada a los datos.

Bien, pero aún así puede ser que estemos confundidos. Que haya algo que ignoramos, y que realmente los móviles sí que causen cáncer. Así que veamos qué dicen los estudios epidemiológicos. Una reciente revisión4 recopila los estudios originales publicados sobre distintos cánceres craneales, y observa que ninguno encuentra una relación positiva significativa entre uso del móvil y cáncer(excepto todos y sólo los liderados por el Dr. Hardell, ¡qué curioso!). Asimismo, los distintos resultados positivos encontrados (al igual que los negativos) no siguen ningún patrón: unos ven la asociación con poco uso, otros con mucho uso, pero ninguno observa una relación dosis-respuesta, que es un requisito para afirmar causalidad.

Algunos rebatiréis que la IARC (un organismo dependiente de la OMS) clasificó en mayo los móviles como “posiblemente cancerígenos para humanos”. Si leemos la nota de prensa resulta que sus conclusiones se basan en un estudio, el INTERPHONE, cuyo resumen comienza con esta frase: «Se observó una reducción de la proporción de glioma y meningioma para aquellas personas que fueron usuarios habituales de móvil.» Así que si nos fiamos del mismo estudio que la OMS, ¡la principal conclusión es que el uso de móviles se asocia a menorriesgo de tener cáncer! Absurdo.
¿Qué falla con este estudio? Lo mismo que con prácticamente todos los demás:

  • Sesgo de memoria. Son estudios retrospectivos, en los que preguntan hoy cuánto usé el móvil cuando se cayeron las Torres Gemelas. Obviamente, quienes tienen un cáncer craneal se acordarán mejor de aquello que creen que lo pudo causar… como si usaron el móvil o no. Por lo tanto, el estudio posiblemente tienda a sobrestimar el efecto.
  • Estudio metralleta. Dispone de un montón de datos sobre miles de personas… y aprovecha para comparar todo con todo. Así pues, sólo por azar encontraremos resultados “estadísticamente significativos” (la significación estadística se fija en un 5% de probabilidades de aceptar como válidos esos resultados cuando realmente no lo son). Por lo tanto, cuantas más comparaciones hagamos, más probabilidades tendremos de encontrar falsos positivos, resultados significativos donde realmente no los hay.
  • Ausencia de relación dosis-respuesta. Si trabajar es causa para ganar dinero, cuanto más trabaje, más dinero ganaré (o eso se supone). Y si hablar por teléfono causa cáncer, cuanto más hable, más cartas tendré para desarrollar un cáncer. Sin embargo, esa relación no se ha observado en los estudios: de hecho, en el INTERPHONE ocurre algo curioso, y es que el segundo grupo que más usa el móvil… ¡es el que menos cáncer tiene!

Resumiendo: los estudios publicados coinciden casi unánimemente en afirmar que no existe una relación entre móviles y cáncer, y los pocos que encuentra una relación (a favor o en contra) pueden ser explicados perfectamente como resultado del error estadístico.

Nota de locaciencia

En la nota original faltó una referencia a otro “sospechoso” de daños, que es el calentamiento local de los tejidos. Al respecto incluyo un párrafo del informe de la OMS sobre el uso de celulares.

“La principal consecuencia de la interacción entre la energía radioeléctrica y el cuerpo humano es el calentamiento de los tejidos. En el caso de las frecuencias utilizadas por los teléfonos móviles, la mayor parte de la energía es absorbida por la piel y otros tejidos superficiales, de modo que el aumento de temperatura en el cerebro o en otros órganos del cuerpo es insignificante.

En varios estudios se han investigado los efectos de los campos de radiofrecuencia en la actividad eléctrica cerebral, la función cognitiva, el sueño, el ritmo cardíaco y la presión arterial en voluntarios. Hasta la fecha, esos estudios parecen indicar que no hay pruebas fehacientes de que la exposición a campos de radiofrecuencia de nivel inferior a los que provocan el calentamiento de los tejidos tenga efectos perjudiciales para la salud.

Además, tampoco se ha conseguido probar que exista una relación causal entre la exposición a campos electromagnéticos y ciertos síntomas notificados por los propios pacientes, fenómeno conocido como «hipersensibilidad electromagnética»”5

Entonces, ¿los móviles hacen daño?

Con lo que sabemos hasta ahora, ni hay un mecanismo que explicase el que causasen cáncer, ni hemos visto que realmente aumenten la cantidad de cáncer en la población. Pero eso no significa que los móviles sean inocuos: realmente pueden hacer mucho daño. Pero de este modo (vamos, igual que conducir borracho6).

Bibliografía:
1: Mettler FA, Moseley RD. Medical effects of ionizing radiation. 2nd ed.
2: Boudaïffa B, Cloutier P, Hunting D, Huels MA, Sanche L. Resonant formation of DNA strand breaks by low-energy (3 to 20 eV) electrons. Science. 2000 Mar 3;287(5458):1658-60.
3: Electromagnetic fields and public health. Base stations and wireless technologies. Fact sheet N°304, may 2006. WHO, Geneva. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs304/en/index.html
4: Ahlbom A, et al. Epidemiologic evidence on mobile phones and tumor risk: a review. Epidemiology. 2009 Sep;20(5):639-52.
5: Campos electromagnéticos y salud pública: teléfonos móviles http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs193/es/index.html”>http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs193/es/index.html
6: Redelmeier DA, Tibshirani RJ. Association between cellular-telephone calls and motor vehicle collisions. N Engl J Med. 1997 Feb 13;336(7):453-8.

Fuente: Per ardua ad astra

http://perarduaadastra.eu/2011/10/relacion-entre-telefonos-moviles-y-cancer-razones-o-paranoia/


En los primeros capítulos de esta serie, hablamos de algunos errores famosos. Comentábamos que los dichos de dos personas importantes daban a entender, a finales del s.XIX, que ya casi no quedaba nada por descubrir (ver los capítulos “Adiós a la oficina de patentes” y “No hay final para esta aventura“).

En la historia hubo y habrá errores. Una vez, comentando con un compañero de trabajo sobre una obra de Freud, en la que teje una teoría sobre el profeta Moisés, le preguntaba cómo podía ser que una persona indudablemente capaz como Freud hubiera escrito un análisis histórico tan chapucero de la vida de Moisés. Para mí, Freud se enamoró de su teoría sobre Freud y consciente o inconscientemente (ejem, ejem!) se deslindó de las obvias fallas históricas en su teoría. Mi compañero me contestó algo, y aunque de ésto hace ya muchos años, todavía lo recuerdo: “Todos hacemos errores, los grandes hombres, a veces, comenten grandes errores”.

(más…)


A más de 300 km. de altura, alguien nos observa. Es el personal que tripula la estación espacial internacional, la ISS. En servicio continuo  por más de 11 años, ha superado el record anterior que estaba en manos de la estación rusa Mir.

Por la configuración de su órbita, la ISS completa más de 15 revoluciones alrededor de nuestro planeta por día. Es así que desde la estación se tiene una excelente posibilidad de tomar fotos de prácticamente todas las regiones habitadas del planeta.

A continuación, una película que contiene varias pasadas nocturnas de la ISS sobre la zona de Israel (y todo el Oriente Medio), y también unas cuantas fotos.

Fotos de Israel

Gush Dan - Tel Aviv y sus alrededores

Egipto e Israel

Tel Aviv y Jerusalem (en el centro)

Fotos de la ISS

Así se la vió a la ISS desde un transbordador espacial (marzo del 2011)


 
El Consejo Industrial de Ramat Hovav aprobó la creación del parque de energía solar más grande de Israel. El Comité de licitaciones de Ramat Hovav aceptó una oferta que oscila los 21,5 millones de dólares por el Proyecto Sol 7, una filial de Solar Israel Ltd.
La compañía arrendará 120 hectáreas para construir un parque de generación de energía fotovoltaica. El área en cuestión ha sido considerada no apta para el desarrollo agrícola o urbano, ya que en el pasado albergó los estanques de evaporación de aguas residuales de Ramat Hovav.
Se espera que el proyecto genere 35 megavatios de electricidad, y una vez que esté operativo, será incluido en la red eléctrica nacional. La construcción de la planta tendrá un costo estimado de unos 100 millones de dólares, sumados a los 2.1 millones de dólares en gastos operativos anuales.
Nota de Locaciencia:
Para tener una idea de la dimensión de esta planta, nótese que la planta de gas natural de Reading, tiene dos unidades que producen unos 200mW cada una.
Fuente:  Infolive