Archivos para septiembre, 2013


Little Jim
Una extraña y pequeña historia algo oriental
por Tony Jim Jr.
−Su misión, si es que la acepta, será…
−¡Ah!, ¿pero es que puedo no aceptarla? −pregunté yo.
−Usted mismo, tenga en cuenta, eso sí, que de no aceptarla, se arriesga a un más que probable justificado despido −aclaró el Gul Goauld.
−Bueno, bueno, no se ponga así, que yo sólo preguntaba.
−Pues déjeme proseguir.
−Adelante.
−Gracias. Como iba diciendo, su misión, “si es que la acepta” −dijo haciendo una especie de pausa dramática y prosiguió− será ir al planeta Earl IV, realizar un intercambio, y traer hasta aquí el objeto intercambiado.
−A ver si lo he entendido bien, ¿tengo que ir a un planeta con nombre de señor americano 4, y allí cambiar una cosa por otra, y esa cosa traerla aquí?

(más…)


Ilustración del experimento (no a escala). El rayo no modulado de electrones interactúa con un láser polarizado lineal en un ondulador helicoidal, que les da a los electrones un golpe de energía que depende de su posición en el rayo láser concentrado. El haz luego viaja longitudinalmente a través de un “chicane” (una especie de dinamizador) que hace a los electrones con más energía alcanzar a los de menor energía (momento de compactación). El resultado es un haz de luz “microagrupado helicoidalmente” que irradia luz con OAM en la frecuencia fundamental dentro del ondulador planar. (Crédito: Erik Hemsing et al./Nature Physics)

Ilustración del experimento (no a escala). El rayo no modulado de electrones interactúa con un láser polarizado lineal en un ondulador helicoidal, que les da a los electrones un golpe de energía que depende de su posición en el rayo láser concentrado. El haz luego viaja longitudinalmente a través de un “chicane” (una especie de dinamizador) que hace a los electrones con más energía alcanzar a los de menor energía (momento de compactación). El resultado es un haz de luz “microagrupado helicoidalmente” que irradia luz con OAM en la frecuencia fundamental dentro del ondulador planar. (Crédito: Erik Hemsing et al./Nature Physics)

Científicos del National Accelerator Laboratory SLAC han descubierto un nuevo método para crear rayos coherentes de luz retorcida –luz que forma espirales alrededor de un centro a medida que viaja.

El nuevo método tiene el potencial de generar luz en espiral en pulsos más cortos, con mayor intensidad y un rango mucho mayor de longitudes de onda (incluyendo rayos X) de lo que es posible actualmente.

Descrita por vez primera hace dos décadas, la luz en espiral está atrayendo la atención de investigadores en campos tan diversos como las telecomunicaciones, computación cuántica, materia condensada y astronomía, ya que cuenta con una propiedad única:

Los investigadores han demostrado que puede transmitir más información a través de cables de fibra óptica que los estándares actuales de la industria.

(más…)


De hecho nadie puede enseñar a escribir ciencia ficción, aunque muchas veces se ha intentado. Escribir ficción es una habilidad acumulativa: a fuerza de escribir se van dominando las técnicas narrativas y se obtienen mejores resultados.

Hay gente especialmente dotada que, de forma natural y espontánea, es capaz de escribir muy bien desde el primer momento. Son pocos. La mayoría de los escritores ha de realizar muchas pruebas e intentos para aprender a resolver los variados problemas que plantea el hecho de escribir historias y entretener a los lectores.

A pesar de esto, recientemente han aparecido muchos libros, artículos y cursos que “enseñan” a escribir y que, en realidad, pueden evitar perder mucho tiempo en las primeras pruebas. Se trata, simplemente, de dar a conocer algunas de las cosas que los escritores van aprendiendo con el tiempo y la experiencia. Pero nadie debe pensar que se trata de recetas seguras.

(más…)

Bohemian Gravity

Publicado: septiembre 20, 2013 en Ciencia, La ciencia en las noticias
Etiquetas:, ,

Una explicación de la teoría de cuerdas al ritmo de “Rapsodia Bohemia” de Queen.

Hay que ser muy friki o geek para ver esto y disfrutarlo, no digan que no les avisé. Por si esto fuera poco, está en inglés.


dark-matterPese a los enormes avances en astronomía que han tenido lugar en los últimos 4 siglos, desde que Galileo observara por vez primera las lunas de Júpiter con su rudimentario telescopio, el universo bulle de misterios en busca de respuesta. En Space.com seleccionaron ocho de ellos, tal vez los más desconcertantes para la ciencia actual.

 

1 – ¿Qué es la energía oscura?

Se cree que la energía oscura es la esquiva y enigmática fuerza que hace que el universo se expanda a velocidades siempre crecientes. Los astrónomos la emplean para explicar la inflación acelerada, pero el caso es que aún no han logrado detectarla de forma directa. Aún así han llegado a cuantificarla y la cifra no es baladí. Según sus estimaciones el 73% de la energía del universo es “oscura”.

 

2 – ¿Qué temperatura tiene la materia oscura?

La materia oscura es una masa invisible responsable, según los físicos teóricos, del 23% de la masa total del universo. Y de nuevo tenemos un problema: no podemos ver esa masa, aunque los científicos son capaces de inferir su presencia basándose en el tirón gravitatorio que ejerce sobre la materia normal.

Todo son suposiciones sobre las propiedades de esta materia oscura. ¿Es fría como el hielo (como predicen muchas teorías) o más cálida?

(más…)

¡Gracias, Universo!

Publicado: septiembre 14, 2013 en Cuentos, Cuentos varios y delirios diversos
Etiquetas:,

Esta vez, en la sección de cuentos varios de Locaciencia (o sea, aquellos que no son de ciencia ficción o fantasía), hace su aparición una autora que a mí, por lo menos, me hizo reír mucho con su obra que tiene también mucho ritmo.

¡Gracias, Universo!

Tac tac tac resuena el golpeteo del tacón contra el pulido suelo del aeropuerto. El tic de mi ceja se ha agravado a tal grado que siento la piel tirante. Tres horas. Tres benditas horas llevo esperando para poder embarcar. Vale, es normal que en los vuelos exista un poco de retraso, pero esto ha pasado de un retraso a un cachondeo.

Ahora empiezo a moverme de un lado a otro. Miro el reloj, y me parece que el tiempo pasa cada vez más lento. Vuelvo a mirar hacia la puerta de embarque. Las azafatas ahí colocadas con sus perfectos uniformes están cada vez más nerviosas, y es comprensible. No soy la única que las mira con unas ganas incontenibles de tirarles un ladrillo a la cabeza, aunque en el fondo todos sabemos que ellas no tienen la culpa. Pobres.

(más…)


En este capítulo podrán ver:

  • Cuerdas musicales
  • Volcán casero

 

<<< TEMAS RELACIONADOS >>>
Todos los capítulos de “Experimentos al ataque”
Experimentos al ataque 4-2: Rayos, Principio de Arquímedes
Experimentos al ataque 3-2: Magnetismo, Marie Curie